La Voz Hispanic News - Latino newspaper for Washington and Oregon - Periodico Hispano
  lavozhispanicnews.com
lavozhispanicnews.com Julio 23, 2014,
pixel
 
11px
11px
Búsqueda
noticias videos fotos
11px
11px
 
 
 
Columnas

Comparte esta columna enviar imprimir
interior 12
Digg this   Del.icio.us     Google   NetScape   Furl
tamaño Menos TextoMas Texto

Jorge Ramos
Periodista Internacional

<< Anterior | Siguiente >>

Yo ya voté para elegir presidente en México. Como vivo en el extranjero, pudé votar hace unos días por correo. Esta la primera vez en mi vida que voto. Y antes de hacerlo tuve una ventaja que no tendrán la mayoría de los mexicanos: puede hablar personalmente con los tres principales candidatos a la presidencia.

Es, sin duda, el privilegio de ser periodista. Pero antes de votar quería saber cuánto dinero tenía cada candidato. Me parece que es una pregunta obligada. Y sus respuestas son un lujo.

Por alguna razón que no acabo de comprender, todos los expresidentes mexicanos son millonarios. ¿Cómo le hicieron si por años tuvieron unos modestos salarios de empleados públicos?

Si hoy sabemos cuánto dinero tiene cada uno de los principales candidatos, le podremos hacer las cuentas al final de su sexenio al que resulte ganador.

El que tiene la vida más modesta parece ser Andrés Manuel López Obrador, el candidato del izquierdista Partido de la Revolución Democrática. “Bueno, dinero en efectivo debo tener ahora como 35 mil pesos (unos 3,500 dólares)”, me dijo en una entrevista cuando aún era alcalde de la ciudad de México. “Pero tengo el departamento donde vivo en la ciudad y una casa en Tabasco; básicamente eso es lo que tengo.”

Me volví a encontrar a López Obrador hace unos días en la capital mexicana y seguía transportándose en un viejo automovil Tsuru. La única diferencia es que en el asiento de atrás iban dos guardaespaldas. “Yo vivo de manera austera”, me dijo. “Yo no ambiciono el dinero más allá de lo que necesito para vivir, para mantener a mi familia.”

A Felipe Calderón, el candidato del oficialista Partido Acción Nacional, le pregunté lo mismo: “¿cuánto dinero tiene?”

“Mira, en el banco tengo aproximadamente 340 mil pesos, es decir, 32 mil dólares, más o menos”, contestó Calderón en una conversación en su casa de campaña. “Vivo en mi casa, que debe valer unos 380 mil dólares. Mi esposa tiene una cifra similar en el banco. Y básicamente eso es lo que tengo.”

Calderón y su esposa tienen unos 750 mil dólares “ganados honradamente”, según me confirmó. “Tengo las manos limpias, soy un hombre que tiene 20 años en la vida pública y ha hecho un patrimonio con honestidad.”

“¿Pudiera haber la percepción que usted es el candidato de los ricos?” cuestioné. “Son dos cosas distintas”, respondió. “Soy el único candidato que le ha dado la autorización al
IFE para que exploren en cualquier banco de México y del mundo qué bienes tengo.

Soy el único que no tiene nada que ocultar.”

Roberto Madrazo, del Partido Revolucionario Institucional, parece tener más dinero que todos los otros candidatos presidenciales juntos. “La idea es que usted vive como una persona rica a pesar de haber sido funcionario público toda su vida; esa es la sospecha”, le comenté a Madrazo mientras conversábamos dentro de su camioneta cuando se dirigía a un acto de campaña en el sur de la ciudad de México.

-“Eso es un cuento”, me dijo. “No tengo nada más que lo que tengo. Nunca he ocultado lo que tengo.”

-“¿Cuánto es?” presioné.

-“Lo suficiente”, responde. “Yo tengo lo suficiente. Está en mi declaración patrimonial.”

-“¿Y por qué no quiere decir cuánto?” le pregunté, luego de asegurarle que los otros dos candidatos ya me habían dicho lo que tenían.

“Yo no he vivido de los cargos públicos”, concluyó Madrazo. “Y te quiero decir con mucha puntualidad que no vivo de la política. Hay políticos que viven de la política. Yo no. Yo por eso quiero ser presidente, porque no dependo de la política.”Muy bien, ahora ya sabemos cuánto dice tener cada uno de los tres principales candidatos a la presidencia de México. Ojalá que las sumas y las restas les salgan bien.

No sé que va a pasar con los perdedores, pero al ganador –seguro- le vamos a hacer las cuentas en el 2012. Solo para asegurarnos que, contrario a otros expresidentes mexicanos, no se haga multimillonario en Los Pinos. Digo, por si las moscas.

<< Anterior | Siguiente >>

  enviar imprimir
interior 8px