La Voz Hispanic News - Latino newspaper for Washington and Oregon - Periodico Hispano
  lavozhispanicnews.com
lavozhispanicnews.com Agosto 1, 2014,
pixel
 
11px
11px
Búsqueda
noticias videos fotos
11px
11px
 
 
 
Columnas

Comparte esta columna enviar imprimir
interior 12
Digg this   Del.icio.us     Google   NetScape   Furl
tamaño Menos TextoMas Texto

Jorge Ramos
Periodista Internacional

<< Anterior | Siguiente >>

Yo no fui a buscar a los gemelos Maya y a Miguel. No. Ellos me encontraron a mí y desde hace casi un año están conmigo todas las mañanas.

O, más bien, acompañan a mi hijo minutos después de despertarse y, de paso, a mí. Pero no somos los únicos.

Desde que la serie de televisión (creada por PBS Kids GO! y Scholastic Entertainment) salió al aire en el 2004, los personajes de caricatura de "Maya y Miguel" se ven en todos los rincones de los Estados Unidos y en una treintena de países. Es, sin duda, uno de los mejores productos de exportación que tiene esta nación.

No solo soy un fan de "Maya y Miguel" sino que gracias a TiVo (un maravilloso sistema de grabación digital) y a la insistencia de mi hijo, he visto varias veces todos los programas de la primera temporada y, estoy seguro, haré lo mismo con las caricaturas nuevas que comienzan a transmitirse en estos días.

Cuando escucho las carcajadas de mi hijo ante los planes descabellados de la aventada de Maya o lo observo en silencio ante las inesperadas reacciones del introvertido Miguel y los consejos, siempre atinados, de la abuela Elena, me doy cuenta que estas caricaturas le están llegando a fondo. Y en estos días de violencia y superficialidad televisiva, no se puede decir lo mismo de muchos programas.

Maya y Miguel resaltan tres cosas: la importancia de la familia, de nuestra cultura latinoamericana y del ser bilingue. Pero lo hacen de una forma muy divertida, sin tirarnos rollos moralistas y sin exagerar su orgullo hispano.

Me gusta mucho, por realista, la manera en que hablan los gemelos que tienen 10 años de edad: la mayor parte de las veces en inglés pero salpican su plática con palabras en español. Es decir, hablan igual que nuestros jóvenes latinos de segunda o tercera generación. (El otro día escuche a Miguel llamarle "périco" a Paco, en lugar de hacerlo sin acento en la primera sílaba ... pero así se habla español y espanglish en
este país.)

Parte del éxito de la serie televisiva "Maya y Miguel" (dirigida por Tony Cluck y escrita por Silvia Cardenas y Jon M. Gibson) es que está muy bien pensada y muy bien hecha. Evaden casi todos los estereotipos y, sobre todo, siempre son interesantes y cómicas sus tramas. Desde luego, ayuda que algunas de las voces de los personajes las hacen actores muy conocidos: Lupe Ontiveros hace la voz de la abuela Elena, Erik Estrada la del señor Felipe, Elizabeth Peña la de la mamá mexicana Rosa Santos y Carlos Ponce la del papá puertorriqueño Santiago Santos.

Maya y Miguel, de alguna forma, son ya el futuro de Estados Unidos.

La mayoría de los bebes que nacen en California son latinos. Y en un cambio demográfico muy interesante, el 56 por ciento de los nuevos hispanos nacieron en Estados Unidos, no vinieron como inmigrantes.

La familia Santos se sentiría muy a gusto en ciudades como Miami o Los Angeles en las cuales los latinos han dejado de ser una minoría y donde

los programas de televisión que más se escuchan son en español.

Relativamente pronto, alguien como Maya o Miguel podría ser juez de la corte suprema de

justicia o, incluso, presidente de los Estados Unidos.

Ya era hora que los niños hispanos tuvieran una serie de dibujos animados que, al mismo tiempo, los hiciera reir y los educara. A pesar de trabajar en la televisión, cuido mucho de que mis hijos no pasen demasiado tiempo frente a las pantallas de su computadora o televisor. Creo que hay mejores formas de aprovechar el tiempo. Requiere, lo reconozco, de un buen plan de acción durante la semana (y sobre todo en los fines de semana) para que no se aburran y se mantengan conectados emocionalmente a la familia. Pero cuando Maya y Miguel salen en la tele, relajo las reglas y no digo ni pío.

He pensado mucho sobre por qué a mi hijo le gusta tanto este programa.
Ni Plaza Sésamo ni los Teletubbies, cuando era más pequeño, tuvieron el mismo efecto en él.

Pero creo que en parte se debe a que él se identifica con los protagonistas. De alguna forma él se percibe parecido a Maya y Miguel: sus padres hablan español, él se siente más a gusto en inglés y tiene dos grandes familias extendidas en México (de donde soy yo) y en Puerto Rico (donde nació su mamá).

Lo peor de los Estados Unidos es el racismo y esa actitud a veces raya en la arrogancia cuando impone su voluntad al resto del mundo; léase la guerra en Irak o su negativa a apoyar la Corte Internacional y el rechazo a firmar al acuerdo de protección ambiental conocido como el Protocolo de Kyoto.

Pero lo mejor de este país es su diversidad cultural, su tolerancia, su espíritu libre, democrático, y la forma en que abraza lo nuevo. Maya y Miguel promueven precisamente esos valores, los de una sociedad donde se acepta al que es distinto porque todos, de alguna manera, venimos de otra parte.

Maya y Miguel se ven en 35 países y son, ya, dos de los mejores embajadores de Estados Unidos. Y con la imagen de Estados Unidos tan rasguñada en el mundo, bien haría la subsecretaria de estado, Karen Hughes (encargada de hacer relaciones públicas a nivel planetario para el gobierno de Bush) en llevarse en su maleta varios cassettes de estos dos diminutos personajes para repartir a amigos y enemigos.

Maya y Miguel son amables, tolerantes, divertidos, comprensivos, audaces, aventureros y representan el futuro estadounidense. "Eso es," como dice Maya.

Y si no me creen, prendan un día la tele para verlos. (Jorge Ramos es el conductor del Noticiero Univision, que se ve en Estados Unidos y 13 países de América Latina. El periodista mexicano ha ganado varios premios Emmy y ha escrito seis libros, entre ellos "La Otra Cara de América," "Atravesando Fronteras," "La Ola Latina"
y, este año, "Morir en el Intento." Recientemente, fué nombrado uno de los 25 Hispanos más influyentes de Estados Unidos por la revista Time.)

<< Anterior | Siguiente >>

  enviar imprimir
interior 8px