La Voz Hispanic News - Latino newspaper for Washington and Oregon - Periodico Hispano
  lavozhispanicnews.com
lavozhispanicnews.com Julio 31, 2014,
pixel
 
11px
11px
Búsqueda
noticias videos fotos
11px
11px
 
 
 
Columnas

Comparte esta columna enviar imprimir
interior 12
Digg this   Del.icio.us     Google   NetScape   Furl
tamaño Menos TextoMas Texto

Jorge Ramos
Periodista Internacional

<< Anterior | Siguiente >>

Sólo hay una manera de acabar con el régimen autoritario de Hugo Chávez en Venezuela, y es por las buenas. Al presidente venezolano se le puede ganar con votos, no con balas. Y no importa lo mal que le pueda caer al gobierno o a los sectores más conservadores de Estados Unidos, la permanencia de Chávez en el poder es un asunto de los venezolanos y de nadie más.

Las patéticas e ignorantes declaraciones del predicador evangelista estadounidense Pat Robertson -proponiendo el asesinato o el secuestro del líder venezolano- solo fortalecen a Chávez y a su proyecto de eternizarse en el Palacio de Miraflores al menos hasta el año 2013.

Chávez, quien se ha aprendido al pie de la letra la cantaleta castrista de que Estados Unidos lo quiere asesinar, ahora no tiene más que referirse a las palabras de Robertson para tratar de justificar su alucinado argumento.

"Si a mí algo llega a pasarme, el responsable se llama George W. Bush, ese sería el asesino", declaró Chávez hace unos días. "El [Robertson] ha expresado el deseo de la élite que gobierno los Estados Unidos".

Robertson, no hay duda, ha sido un fiel aliado del presidente Bush y de otros mandatarios republicanos. Durante las últimas décadas Robertson siempre ha apoyado sus campañas electorales desde su púlpito religioso y desde su programa de televisión The 700 Club.

Unicamente así se puede entender la tibieza con que oficialmente se rechazaron sus pedidos de matar a Chávez.

El Departamento de Estado, a través del portavoz Sean McCormack, sólo calificó los comentarios de Robertson como "inapropiados".

Y el propio Secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, luego de observar que asesinar líderes internacionales va en contra de la ley estadounidense, les restó importancia al comentar: "Ciudadanos privados dicen todo tipo de cosas todo el tiempo".

Desde luego que no existe ninguna información o rastro que pudiera sugerir que el gobierno de Estados Unidos está planeando el asesinato de Chávez. Intentarlo sería una locura logística, una mayúscula estupidez política y generaría un enorme rechazo mundial.

La política de Estados Unidos hacia Venezuela, además, ha sido la de minimizar cualquier enfrentamiento, incluso después de que Chávez le llamara "pendejo" al presidente Bush.

Con el galón de gasolina a casi 3 dólares, Estados Unidos no se va a lanzar a una guerra verbal con Chávez porque eso pondría en peligro el importante
suministro de petróleo a este país.

<< Anterior | Siguiente >>

  enviar imprimir
interior 8px